ENTREVISTAS
Volver
Entrevista con Fausto Maranca

   Entrevistamos a Fausto Maranca, presidente de la Cámara Argentina del Gas Natural Comprimido (CAGNC), quien hizo referencia al importante potencial que tiene Argentina respecto a la utilización de gas natural para el transporte pesado de carga, así como la oportunidad que se abre para el GNC tras la decisión de discontinuar la producción de nafta común en el mercado interno.

   El empresario manifestó la intención de la industria local del GNC de trasladar al sector del transporte pesado la experiencia y el liderazgo argentino en la materia. La idea consiste en expandir a los camiones que transportan mercaderías las ventajas económicas y ecológicas que gozan actualmente los usuarios particulares del combustible gaseoso. Solamente en el año 2010, un millón seiscientos mil conductores que confiaron en el gas natural ahorraron alrededor de 8 mil millones de pesos, los cuales se tradujeron en un mayor consumo y más actividad económica en el mercado doméstico.

   Maranca señaló que en caso de llevar este notable ahorro monetario al transporte pesado, la Argentina se beneficiaría con importantes ventajas competitivas que se traducirían en menores costos para los productos de exportación y el turismo, así como también para la distribución de alimentos a lo largo y ancho del territorio nacional. Las últimas tecnologías para vehículos pesados, además de garantizar una absoluta seguridad, aseguran una eficiencia máxima. Según el presidente de la CAGNC , con un metro cúbico de gas natural se obtiene un rendimiento similar a un litro de gasoil. Asimismo, se trata de unidades silenciosas que no emiten material particulado y, por ende, minimizan el costo en salud.

   Con relación a la discontinuidad de la producción de nafta común anunciada por YPF, el fundador del Grupo Galileo afirmó que ésta abre una nueva posibilidad de mercado para la conversión de vehículos a GNC, debido a la existencia de una serie de unidades con motores con carburador que deberían comprar nafta súper y les convendría transformarse a un combustible más económico como el gas natural. Para ello, la CAGNC ha obtenido una línea de financiación para jubilados y empleados públicos que cobran a través de la ANSES. Son 40 cuotas mensuales a pagar a partir de los 60 días, en el caso de los jubilados, y hasta 48 cuotas para los empleados públicos.

   Por otra parte, Maranca también se refirió a la seguridad en el suministro de gas natural  en la Argentina, a diferencia de lo que ocurre con las naftas, ya que el país cuenta con un horizonte de 500 años de reservas del fluido en la provincia de Neuquén y, mientras se trabaja para que las mismas puedan ser explotadas, dispone de la importación de gas natural licuado (GNL) regasificado en las plantas de Escobar y Bahía Blanca. Además existen los gasoductos virtuales o móviles que permiten tener gas donde no hay gasoductos tradicionales, mediante estaciones hijas que obtienen el recurso energético de contenedores transportados por carretera.

   Finalmente, el ejecutivo informó que la CAGNC, la Cámara Argentina de Productores de Equipos Completos de Gas y Afines (CAPEC) y la firma Prensa Vehicular se encuentran organizando un Congreso y Exposición ha celebrarse en noviembre de este año. El objetivo del evento es aportar ideas precisas sobre el transporte pesado, los corredores azules, y la utilización del biometano (gas recabado de desperdicios) y el GNC mezclado con hidrógeno para poder hacer crecer el parque automotor propulsado por el combustible gaseoso, sin por ello aumentar la necesidad de gas.

     
 









QUIENES SOMOS       PUBLICIDAD       CONTACTO       INICIO
Copyright 2010 GNV Magazine | Todos los derechos reservados.